HISTORIA DE CIHUATLAN


Cihuatlán es un pueblo y municipio de la Región Costa Sur del estado de Jalisco, México.

Región:

Región Costa Sur 

Toponimia: 

Cihuatlán o Zihuatlán, palabra náhuatl que significa: “lugar donde abundan las mujeres”. 

Reseña histórica: 

El poblado fue fundado a orillas del río Marabasco y dependía del cacicazgo de Cuzalapa. Habitaban en la población no  menos de 500 mujeres por sólo 20 hombres que cuidaban a los pocos niños que había. La primera expedición de los españoles a la zona costera de Jalisco tuvo lugar en 1523 siendo encabezada por Gonzalo de  Sandoval. En un informe de Hernán Cortés al rey de España, con fecha de 1528, menciona la provincia de Cihuatlán afirmando que era  una isla de mujeres y muy rica en perlas y oro.
Los asentamientos más importantes se localizaban en Cihuatlán, San Patricio y Barra de Navidad; ésta última fue escenario  de un acontecimiento histórico, ya que de ese lugar zarpó la expedición que conquistó las Islas Filipinas en 1565; el judío  Juan Pablo Carrión armó en Barra de Navidad las cuatro naves que en 1564 partieron hacia Filipinas, llevando como piloto  mayor al gran marino Andrés de Urdaneta y a Miguel López de Legazpi como capitán general. En 1564 se desmanteló el astillero quedando casi despoblada Navidad y ahí quedó una cruz grande que los oficiales habían  colocado al iniciar sus trabajos. El 4 septiembre de 1587, el corsario inglés Thomas Cavendish atacó al Puerto de Navidad quemando dos barcos y provocando que el fuego se extendiera hasta el poblado y el astillero. A partir de este hecho se atribuyen poderes milagrosos a la mencionada cruz ya que, según la tradición, los lugareños huyeron a los cerros y cuando regresaron vieron que ésta estaba indemne en medio de las cenizas y habían crecido rosas a su pie. Con este hecho extraordinario se inició su veneración con el nombre de la Santa Cruz del Astillero.
El ataque al Puerto de Navidad también es reseñado por Fray Antonio Tello en su Crónica miscelánea de la santa provincia de Xalisco; aunque el religioso atribuye el suceso a “... un corsario holandés llamado Francisco Chambrío...”.
Por decreto del 14 de noviembre de 1824, Cihuatlán pasa del departamento de Tuxcacuesco a Cuautitlán. Por decreto del Presidente de la República, fechado el 16 de diciembre de  1825, se habilita el puerto de la Navidad para el comercio de cabotaje y extranjero. El 29 de septiembre de 1865, el poblado sufrió una grave inundación llamada “borrasca”. Se inundó el valle y la corriente se  llevó el poblado; al bajar las aguas los sobrevivientes vieron que el río que antes pasaba lejos, ahora iba por el centro de la  plaza. 
El 20 de febrero de 1867 la mitra de Guadalajara, ordenó al párroco de Cihuatlán, Rafael N. Murguía, que escogiera un lugar alto y salubre para fundar el nuevo poblado, se escogió el sitio actual. Se desconoce la fecha del traslado y el nombre de sus  fundadores, pero se sabe que eran tierras de Marcelino Maldonado, un vecino de Autlán. Por decreto número 10 del 31 de marzo de 1883, la comisaría de Cihuatlán se agrega al municipio de Autlán. En el decreto número 1059 publicado el 12 de septiembre de 1904, se aprueba que la comisaría de Cihuatlán sea erigida en  Municipio.

Personajes Ilustres 


Gregorio Contreras Miranda, maestro y abogado (1914)

 

  • Tramita tu crediencial agroalimentaria
  • wowslideshow
  • Digamos no a la corrupcion
Tramita tu crediencial agroalimentaria1 Emprende tu negocio con crédito FOJAL2 Digamos no a la corrupcion3
wowslider.com by WOWSlider.com v8.6m
 

 

 

Escudo de armas

El Cabildo en pleno se abocó a encomendar al C. Regidor Humberto Fregoso Valencia, Comisionado de la Promoción Cultural, coordinar los trabajos de investigación, asesor’a y consulta para lograr dotar al municipio de un escudo que lo distinguiera. Apoyado por un equipo de profesionales, historiadores, dibujantes, etc, y recibiendo opiniones de la ciudadanía acerca de los elementos de identidad que debería contener el escudo, dio como resultado el emblema que se describe a continuación. Sobre un escudo de corte tradicional campea una gran cruz que divide el escudo en cuatro campos y cuarteles:

La Cruz:

Reminiscencia histórica y símbolo de la hermandad, símbolo universal que señala la conquista de nuestros pueblos indígenas, el cual quedó íntimamente ligado a la historia de este municipio a través de la Santa Cruz del Astillero, que fue la cruz que se hincó en el astillero de la Navidad al iniciarse los trabajos para la construcción de las naves que condujeron a Don Miguel López de Legazpi y Fray Andrés de Urdaneta a la conquista y colonización de las Filipinas. Un sustento más para darle preeminencia al símbolo del cristianismo en el cuerpo del escudo, es que los habitantes de Cihuatlán siempre se han acogido bajo la advocación de la Santa Cruz, cuya fiesta se celebra el 3 de mayo.

El Jeroglifo:

Símbolo del origen Cihualteco, que según el código Mendoza o Mendozino los antiguos mexicanos representaban el topónimo Cihuatlán con el jeroglifo de una cabeza de mujer (Cihuatl) con tocado, oreja azul y pintura facial en amarillo con dos marcas negras, que expresan elementos iconográficos correspondientes a Cihualcoatl. Asi el glifo se interpreta de la siguiente manera: Cihuatlán: Cihuatl Mujer (Diosa Cihualcoatl); Tlan, cerca. En algunos casos el locativo Tlan, se interpreta como lugar, lo que daría Lugar de Mujer o como comúnmente se le conoce: Lugar de Mujeres.

El Navío:

Símbolo de la presencia de Cihuatlán en la historia. Es indudable que el hecho histórico más relevante de la historia del municipio es el haberse construido, aparejado y partido del Puerto de la Navidad, la flota que al mando del adelantado Don Miguel López de Legazpi y Fray Andrés de Urdaneta propició que el imperio de Felipe II se ensanchara hasta las "islas del Poniente" o como se le conoce actualmente "Las Filipinas". Aunque tal vez lo más importante de lo logrado por una expedición para la economía del imperio español, haya sido haber encontrado el famoso "Torna Viaje" o ruta de regreso por el Océano Pacífico.

El Templo:

Símbolo de identidad humana y unidad en la fe católica; para 1804 ya existía una capilla dedicada a la Santa Cruz, que seg´n la tradición oral estuvo situada en el cerrito de la "Tecolotera" cercana al cementerio viejo, que también se encontraba en la falda del mismo cerrito, viendo hacia el oriente en donde el antiguo Cihuatlán estaba asentado, es decir, el cause actual del río.
En 1861, la Mitra de Guadalajara concede licencia para cambiar el cementerio y levantar una capilla a la Purísima, labor que inicia el señor Cura de Cihuatlán, Rafael N. Murguía, el 14 de abril de 1867, en el lugar que actualmente ocupa la Parroquia. Es de suponer que el edificio de la capilla, una vez terminado, no haya tenido grandes modificaciones, sino hasta 1884, ya que el 8 de mayo de ese a´ño por decreto del Obispado de Colima, la antigua capilla es elevada a la categoría de Vicaria, es decir, contaría con sacerdote residente.
Los avances logrados a partir de esa fecha en la ampliación del Templo y la construcción de las nuevas instalaciones necesarias como curato, Casa Parroquial, etc., se vinieron abajo por efectos del terremoto de 1904. Cuando menos en dos inventarios de los bienes de la Vicaria, entre 1905 y 1916, la relación se inicia con: "Un Templo en ruinas". Fue hasta este último año cuando se acometen la construcción del nuevo templo.
Muchos vicarios aportaron su trabajo para la obra, pero fue el señor Cura Santiago V. Chávez, a partir de 1932, el que sobre las ruinas dejadas por el temblor grande del 3 de julio de 1932, retoma la tarea e inicia la construcción del actual templo. Bajo su vigencia se erige en Parroquia por Decreto del Cuarto Obispo de Colima, señor José Amador Velasco. También con él se inauguró el reloj el día 2 de mayo de 1944.
A la muerte del señor Cura Chávez, tocó ampliar el templo y mejorar las instalaciones adyacentes al Padre Pascual Rodríguez, quien dejó la iglesia como la conocimos, hasta antes del terremoto del 9 de octubre de 1995; ahora tocará la nueva reconstrucción al señor Cura José Perfecto González.

La Agricultura:

Símbolo de la riqueza económica municipal. La noticia más antigua sobre la fertilidad y riqueza del Valle de Cihuatlán la encontramos en una relación de provincias tributarias de Tenochitlán, en la que aparece Cihuatlán tributando 160 cargas de cacao y 8000 cargas de mantas grandes de algodón.
Más tarde, cuando los huestes de Nuñoo Beltrán de Guzmán hacen contacto con las "Mujeres de Cihuatlán" su alférez, Francisco de Arceo, describe el valle de la siguiente manera; "La comarca es muy gentil, y de mucha fertilidad de maizales, fresales, melones y algodonales y hay mucha caza de puercos, venados, conejos y otras salvajinas".
En la última década del siglo decimonónico y las dos primeras del siglo XX vuelve a dar a sus hombres el producto de la riqueza de su tierra. Don Heliodoro Trujillo redescubre la antiquísima riqueza algodonera y el valle se cubre de blanco y empieza a trabajar la despetitadora.

Las Coracolas:

Símbolo tributario. Las dos pequeñas caracolas que aparecen en los extremos superiores del marco del escudo, independientemente del aspecto meramente ornamental, tienen además una base real e histórica por estar ahí.
Apoyados en la información de que se dispone, Cihuatlán tributaba al Imperio Azteca 800 conchas marinas cada 6 meses; siendo esta provincia la única que aportaba tal clase de tributo.

El Lema:

La frase que aparece dentro del marco del escudo se eligió tomando en cuenta las principales actividades y su relación con la tierra y el mar. La agricultura como producto de la tierra y la pesca como producto de captura de crustáceos y moluscos, que desde tiempos precortesianos practicaban los habitantes del litoral. La fusión de estos dos elementos naturales daría por resultado el temperamento y carácter de los Cihuatlenses, que siempre los ha identificado.
El escudo antes descrito fue aprobado en la Sesión Ordinaria de Cabildo, celebrada el 23 de noviembre de 1996, y con esta fecha se procedió a imprimirlo, inicialmente en las hojas del Registro Civil y luego se utilizaró en toda la papelería oficial.

Monumentos Históricos Arqueológicos


En la región se localizan algunos jeroglíficos, como el de la Piedra Pintada y numerosos objetos arqueológicos como malacates, silbatos, puntas de proyectil de obsidiana, figuras de barro y collares.
Arquitectónicos: Convento Franciscano y la Parroquia de la Santa Cruz, construidos en el siglo XVI.

Obras de Arte


Pinturas: los petroglifos que se encuentran en la "Piedra Pintada" donde se aprecian figuras de hombres, flores, círculos concéntricos, aves y otras que el tiempo ha desgastado.

Leyendas


La que narra que en el siglo XVI desembarcó en el poblado de Navidad, el corsario holandés Francisco Cambrio y viendo en el lugar una gran cruz le prendió fuego, al suceso vinieron los vecinos y entre cenizas hallaron la cruz y vieron que el fuego la había respetado y que su sombra estaba perfilada por bellas y aromáticas rosas que guardaron con veneración. Antón Chavarría se llevó a Autlán el pie de la cruz y lo colocó en una capilla. Se afirma que posteriormente se provocó un incendio en la citada capilla y resultó nuevamente ilesa la llamada Cruz del Astillero.
La que narra que en el fondo del mar se encuentra un tesoro consistente en un millón de dólares en oro, el cual se perdió cuando naufragó el barco norteamericano "Puertas de Oro". Dicho accidente ocurrió el 21 de julio de 1862, cuando la nave era pasto de las llamas y trataba infructuosamente de tomar tierra en las proximidades de la desembocadura del Marabasco. En varias ocasiones se ha tratado de rescatar el tesoro y se cree que algunos de los fuertes capitales que se han generado en el poblado proceden de partes del tesoro que arrojó el mar.

Fiestas Populares


En el mes de abril se celebra la semana cultural, con eventos que abarcan diversas disciplinas como son música, danza y oratoria, entre otras. La Feria de la Primavera que es la celebración religiosa de la Santa Cruz y feria popular que se efectúa del 24 de abril al 3 de mayo con eventos como: corridas de toros, jaripeos, danzas, serenatas con bandas de música y mariachis, juegos pirotécnicos y bailes populares. El 12 de diciembre se festeja a la Virgen de Guadalupe.

Tradiciones y Costumbres


En la feria de la Primavera se realiza el tradicional Recibimiento, así como la ceremonia de coronación de la Reina de la feria para lo que se efectúa un baile en el Club de Leones.
Otras celebraciones que tuvieron mucho arraigo en el Cihuatlán de antaño fueron los Bailes de los Compadres en los que participaban los jóvenes del lugar; así como los paseos a los arroyos cercanos a la población (arroyo del muerto y arroyo seco) a donde acudían las familias llevando comida, bebida y sin faltar la guitarra. Los paseantes además de bañarse, se distraían con la pesca de chacales con los que preparaban un apetitoso caldillo acompañado con tequila y pico de gallo, preparado con frutas diversas y bastante limón y chile.

Principales Localidades


La caracterización del municipio mexicano tiene su fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, artículo 115; que lo define como la base de la división territorial y de la Organización Política y Administrativa de los Estados.
La estructura del Municipio Libre entonces se marca en el citado texto constitucional en base a:

  • La integración de la autoridad política personificada en el Ayuntamiento de elección popular y directa,
  • Su autonomía producto de su personalidad jurídica, administración de su patrimonio y facultad de darse sus normas internas, de organización y generales de convivencia comunitaria, en observancia a las Leyes,
  • Las funciones y servicios públicos básicos a su cargo,
  • El manejo libre de su Hacienda,
  • Sus facultades de planeación del desarrollo urbano y control territorial,
  • La función de policía preventiva de seguridad pública,
  • Las relaciones de trabajo con sus servidores públicos.

El principio de Soberanía de los Estados enmarcado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, artículos 40, 41 primer párrafo y 133, otorga a las Entidades Federativas la potestad para desarrollar, bajo la base constitucional, la legislación sobre la cual se desenvuelve la vida institucional y competencias del municipio libre como orden de Gobierno.
La Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Jalisco, Título Primero, Capítulo II "Del territorio del Estado", refiere que los municipios son aquellos señalados en la Ley que establece las bases generales de la administración pública municipal.
La Ley del Gobierno y la Administración Pública del Estado de Jalisco vigente desde el 22 de mayo de 2001, en el Título de Disposiciones Generales, señala que los municipios pueden determinar la constitución de Delegaciones Municipales, fijando requisitos que en los centros de población se deben cumplir en cuanto a la cantidad de habitantes (2,500), escuela primaria en funciones, disposición de terreno e infraestructura para la prestación de los servicios y que sea solicitado al Ayuntamiento por las dos terceras partes de su población; dejando la facultad del municipio de constituir Agencias Municipales para los demás centros de población.
El municipio cuenta con 61 localidades habitadas, siendo las más importantes: Cihuatlán (cabecera municipal), San Patricio (Melaque), Barra de Navidad, Jaluco y Emiliano Zapata.